bIENVENIDOS . lesiones oculares en los deportes . lesiones predisponentes para desprendimiento de retina 
MaculopatÍa . Pseudoestrabismo, Epicanto y EntropiÓN . Sondeo de las vÍas lagrimales y DacriointubaciÓn
CHALAZIÓN Y ORZUELOS (PERRILLAS)RetinopatÍa diaBÉtica . TRANSPLANTE DE CÓRNEA 
Procedimientos, CirugÍa de: catarata . estrabismo . pterigiÓn . refRactiva LASIK y PRK . filtrantes para glaucoma

Sondeo de vías lagrimales y dacriointubación 

Las vías lagrimales constituyen la única forma de drenaje de la lágrima en condiciones normales. Estas vías se encargan de llevar la lágrima desde el sector nasal del ojo hasta la nariz donde desembocan a la parte posterior de la faringe.

La película lagrimal se produce en los fondos de saco de la conjuntiva y su función consiste en mantener húmedo el globo ocular y en especial a la cornea, por lo que la producción de la lagrima debe ser constante y requiere de un sistema de eliminación de la misma y es donde intervienen las vías lagrimales.





El procedimiento al que va a ser sometido su hijo (a) consiste en dilatar las vías lagrimales que ya tiene el paciente, mediante el paso de sondas de diferente calibre y además consiste en romper las barreras u obstáculos que encontramos hasta llegar a la nariz a nivel del meato inferior. Este procedimiento no es doloroso ni deja ningún tipo de cicatriz. La mejor forma de realizarlo es mediante una sedación que consiste en dormir al paciente por la inhalación de un anestésico a través de la mascarilla que aplica el anestesiólogo. Además no requiere de internamiento por lo que el paciente sale en excelentes condiciones después de la cirugía.

La mejoría se empieza a notar después de la semana de operado, sin embargo existen algunos casos que por alguna anomalía de la vía lagrimal el sondeo nos sirve solo como un elemento para diagnosticar esta anomalía y en estos casos un segundo procedimiento quirúrgico puede terminar por resolver el problema. En general podemos decir que con el sondeo de la vía lagrimal resolvemos el 95 % de los casos. Para algunos pacientes estos sondeos de la vía lagrimal pueden resultar insuficientes, en cuyo caso realizamos el mismo procedimiento pero dejando un tubo de silicón por lo menos 6 meses para tratar de mantener abierta esta vía.


Algunos pacientes terminan con lagrimeo persistente que requieren de una cirugía mayor
rompiendo el hueso de la nariz y comunicando el saco lagrimal
hacia la mucosa nasal y se llama Dacriocistorinostomía.

  ¿Tiene alguna duda? escríbanos y congusto le atenderemos
Oftalmólogos Unidos, S.C.
México, DF.: E. Rébsamen 218, Narvarte, 03020, Benito Juárez.
Tel: 01-55-5639.8555, 5639-2432. F: 5638.1198
Edo. de México: Vialidad de la Barranca s/n, Cons 415, Hospital Ángeles Lomas, 52763, Huxquilucan.
Tel / Fax: 01-55-5246.9612, 5246.9613

Cancún, Q. Roo: Bonampak Lote 35, Mz. 20 Supermanzana 3, 77500, Benito Juárez.
Tel: 01-998-892.2292, 892.2293
Sitio administrado por Publicidad Fusión AS: www.publicidadfusionas.com.mx